sábado, 15 de septiembre de 2012

OPCIONES PARA COLOCAR EL VELO DE LA NOVIA

El origen del velo se encuentra en una de las tradicciones mas antiguas que rodean el mundo de las bodas.
La tradición decía que la novia debía llevar la cara cubierta como símbolo de virginidad y pureza, además de señal de protección frente a los malos espíritus.
Hasta hace poco tiempo esta tradición se ha seguido al pie de la letra y las novias llegaban al altar, del brazo de su padrino, con el rostro cubierto.

Hoy en día esta tradición está desapareciendo poco a poco, aunque no lo ha hecho definitivamente, y las novias más románticas siguen llevándolo de una forma o de otra porque se considera uno de los complementos más importantes del vestido de novia.

Distintas formas para colocar el velo

A continuación te explicaremos las distintas opciones que tienes para colocar el velo de novia. Algunas posibilidades son:
  • Llevar la cara cubierta
  • Colocar el velo sobre la parte alta de la cabeza, dejando caer a los lados de la espalda y hombros
  • Sujetar el velo bajo el peinado, de forma que deje la cabeza al descubierto y sólo sea un adorno que cuelgue del peinado
  • Se puede utilizar el velo a modo de mantilla, colocándolo en la altura media de la cabeza, sujetándolo con un bonito broche.
Estas son las algunas de las opciones que puedes seguir. Todo dependerá:
  • Del estilo de tu vestido
  • Del tipo de novia que quieres ser
  • De cómo quede el resultado final, pues es lo más importante a la hora de decidir cómo llevar el velo.

Llevar la cara cubierta

Es la opción tradicional, como ya hemos contado antiguamente todas las novias aparecían con la cara tapada, dando ese toque mágico y de misterio.

Llevar así el velo proporciona un momento muy especial durante la celebración de la ceremonia, como es el momento en el que novio levanta el velo a la novia.
Si este detalle te gusta o te hace ilusión, no lo dudes, elige este tipo de velo y colócalo en la parte alta de la cabeza para lanzar hacia atrás el resto del velo cuando descubras el rostro.

Bajo el peinado

Una forma más original y actual es colocarlo debajo de un moño alto de forma que sólo sea un acompañamiento en los hombros o como un detalle que cae del peinado.
Esta forma de llevar el velo es la más utilizada cuando se ha elegido un vestido palabra de honor. De esta forma la novia se ve más acompañada, sin ser la novia tradicional que lleva el velo desde la parte alta de la cabeza.

Esta misma opción la puedes adaptar a tu estilo y dependiendo del velo y peinado escogido colocarla en diferentes alturas sobre la parte trasera de la cabeza para conseguir el efecto deseado.
A continuación te mostramos un ejemplo en el que velo se ha colocado sobre el peinado, en una zona más alta de la cabeza, y acompaña completamente los hombros de la novia creando este resultado tan favorecedor.

Elijas la opción que elijas, no olvides que debes ser tú misma.  Se trata de un complemento que hace más bella a la novia y realza el vestido que llevas.
 Puedes sujetar el velo con una peineta, con alfileres, con horquillas… puedes combinarlos con una tiara o con una diadema de brillantes, o con un broche con incrustaciones.
Si te vas a quitar el velo después de la ceremonia, utiliza un accesorio bonito para que lo luzcas en lo que resta del día.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada